LA MISTERIOSA OVEJA DOLLY

Cuando corría el año 1997 Ian Wilmut y Alan Trounson, científicos, colegas y viejos amigos, tomaron un descanso y se fueron de excursión por las colinas alrededor de Edimburgo, en Escocia. Y fue entonces cuando Wilmut confesó tener un secreto que revelar. En su laboratorio, junto a varios colegas, habían logrado el nacimiento de una oveja muy especial. No de un óvulo y un espermatozoide, como normalmente se esperaría, sino a partir del ADN extraído de la glándula mamaria de una oveja adulta: habían clonado un mamífero. La oveja, obtenida a partir de células de la glándula mamaria, debía su nombre a la famosa Dolly Parton, en honor al busto de la famosa cantante de música country (hasta los científicos tienen ese extraño humor negro). Wilmut admitió que el nacimiento de Dolly contó con mucha suerte a su favor, ya que se habían realizado 277 intentos hasta lograrlo. Para que Dolly fuera una realidad, los científicos utilizaron el núcleo de una célula de la glándula mamaria de una oveja blanca de seis años de la conocida raza Finn Dorset. El núcleo contiene casi todos los genes de la célula. Los científicos debían encontrar el modo de reprogramar la célula de la oveja, manteniéndola con vida pero bloqueando su crecimiento, y lo lograron alterando el medio de cultivo (la «sopa» en la que la mantenían con vida). A continuación, inyectaron la célula en un ovocito no fecundado (de una oveja Scottish Blackface) del que se había eliminado el núcleo, e hicieron que ambas células se fusionaran mediante impulsos eléctricos. Cuando el grupo de investigadores fue capaz de fusionar el núcleo de la célula de la oveja blanca adulta con el ovocito de la oveja Scottish Blackface (con la cara negra), tenían que asegurarse de que la célula creada se transformara en un embrión. Para ello, la mantuvieron en cultivo durante seis o siete días, observando que se dividiera y desarrollara normalmente, antes de implantarla en una madre de alquiler, que sería otra oveja de raza Scottish Blackface. De las 277 fusiones nucleares realizadas, solo se consiguieron veintinueve embriones viables, que fueron implantados en trece madres de alquiler. Pero solo una completó el embarazo. El 5 de julio de 1996, después de 148 días, nació el borrego Finn Dorset 6LLS (también conocido como Dolly); pesaba 6,6 kilogramos y tenía el hocico blanco. Dolly murió el 14 de febrero de 2003, a la edad de seis años, por una infección pulmonar común entre los animales sin acceso a aire fresco (quizás por pasar encerrada en laboratorio, quien sabe). La verdad es que la oveja envejeció prematuramente. Al parecer, los cromosomas de Dolly eran un poco más cortos que los de otras ovejas, pero en muchos otros aspectos, esta oveja era como cualquier otro ejemplar de su edad. Sin embargo, su envejecimiento prematuro puede ser indicativo de que se había reproducido a partir del núcleo de una oveja de seis años de edad. Los estudios de sus células también revelaron una cantidad muy pequeña de ADN fuera del núcleo, en las mitocondrias de las células, heredada del ovocito y no del núcleo de la oveja donante (como el resto de ADN). Algunos estudios indican que algunos genes del ADN mitocondrial pueden afectar a la longevidad de un individuo. La donación de Dolly condujo a oscuras y fantásticas pre-visiones: los humanos podríamos ser clonados también, algunas enfermedades se podrían terminar para siempre, los niños perdidos durante el embarazo podrían renacer…

Actualmente, muchos años después del nacimiento de Dolly, el impacto de la donación en la ciencia ha superado las expectativas, aunque lo que hoy se conoce como transferencia nuclear ha desaparecido en gran parte de la escena científica. Actualmente, la donación de una persona permanece inalcanzable, desprovista de beneficios científicos y provistos de un nivel de riesgo inaceptable. Nadie, al parecer está lo suficientemente loco para participar en un experimento de tan alto riesgo

El mayor impacto de la donación actual es más visible en el progreso alcanzado en el campo de las células madre. La oveja Dolly dejó claro que la reprogramación nuclear era posible en células de mamíferos. El nacimiento de Dolly fue un presagio de grandes cambios, ya que demostró que el núcleo de la célula adulta tiene todo el ADN necesario para dar lugar a otro animal. Anteriormente, algunos investigadores habían obtenido ranas adultas a partir de células de rana embrionarias, o células de rana embrionarias a partir de ranas adultas, pero siempre llegaban a un punto muerto. El caso de Dolly fue el primero en que se tomó una célula adulta para obtener un individuo adulto. Esto significaba reprogramar el núcleo de una célula adulta para volverla a su estado embrionario. Diversos investigadores están usando técnicas de donación para producir células madre embrionarias, evitando así la necesidad de adquirir nuevos embriones: la llamada transferencia nuclear de células somáticas. En teoría, la donación se podría utilizar también para preservar especies en peligro de extinción. Ya nos imaginamos a mamuts paseando por el Central Park de Nueva York, o al pájaro dodo haciendo de las suyas en la Torre Eiffel en París, quien sabe, hasta el hombre de Neandertal podría estar en la lista de resucitados, pero la verdad es que son ideas poco realistas. Producir un clon requiere un núcleo intacto, que no estaría disponible en una especie extinta. Lo que sí es cierto es que la donación de mamíferos existe y se usa: hay todo un mercado de embriones de ganado clonados. En 2008, el gobierno de los Estados Unidos estableció que no existían diferencias distinguibles entre vacas, cabras y cerdos clonados y no clonados, por lo que está consentida su comercialización.

Esquema tomado de Mijal Schwartstein

Africa Alquimia Angeles Arte aviones beer Cerveza Chicago Chile ciencia Conspiracion Cuento Curiosidades Ecuador educación Egipto Enigmas España Fabulas fantasmas Galileo Galilei guerra Historia Iglesia Illinois leyendas Matrix misterio mitología mito mitos Musica Navidad Opinion ovni Paranormal Personajes Peru Poema Poesía psicología Religion Salud UFO USA zack

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.