El Fantasma del Cementerio del Calvario. Apurado por descansar.

Si alguna vez vas en auto hacia el norte por Sheridan Road en Chicago, mantente alerta cuando pases por el Cementerio del Calvario, en Oakton Street. Durante muchos años, hubo informes de un fantasma que paraba en seco el tráfico, cuando se cruzaba la carretera que separa el lago Michigan de las puertas del cementerio.

Según la leyenda, el fantasma es de un hombre que murió en el lago, se lo ve luchando por salir de sus frías aguas. Después de que camina un poco por las rocas de la playa, intenta desesperadamente cruzar la vía. Los claxon suenan y las llantas chillan, pero el fantasma siempre se mantiene ajeno a todo, menos a su destino: el cementerio del Calvario.

Una versión de la historia dice que cuando el espíritu llega a la entrada, simplemente desaparece a través de las barras de hierro. Otra dice que se encuentra con las puertas cerradas y comienza a caminar de un lado para otro, expresando su frustración antes de desvanecerse.

Esta última versión también ofrece una explicación de por qué el hombre ahogado rara vez se ve en estos días. Dice, que las puertas del cementerio del Calvario se dejaron sin llave una noche, y que el fantasma finalmente logró ingresar a su lugar del descanso deseado.

Almas en pena rompiendo el rumbo. Fantasmas llamando la atención, y una ciudad sumida en la prisa. Hasta sus espectros de ultratumba están desesperados por descansar….

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.