Lo que esperamos

Hace algunos años conocí a una persona, que yo podría decir que era muy buena. Se dedicaba a su familia con mucho amor. Cumplía su trabajo con la eficiencia propia de un experto en lo que hace. Sabía que él no tenía una alta gama de instrucción, no llegaba ni ha tener un título de tercer nivel, mucho menos cuarto nivel. Sin embargo en su bondad era capaz de amar con mucha fuerza a su familia y a su pueblo. Sin la instrucción que la costumbre social requiere, inició a escribir una historia de su lugar de nacimiento. Logró hacerlo en su primera parte, en una edición que la leí y me gustó.

Su vida era normal, no pasaba de los sesenta años y comía de todo, bebía según la costumbre, es decir, sin la exageración propia del olvidado. Sin embargo de todo ese “poder”, un día se sintió mal, un dolor por ahí y otro por allá; como lo haría cualquiera, acudió al médico para saber qué es lo que pasaba. Exámenes  de ésto y de aquello. Lo normal de la consulta, las esperas de las instituciones dedicadas a ganar dinero más que a sanar. El médico preocupado por su paciente y toda la rutina lleva hacia algo que todos esperan y nadie quiere que llegue, o al menos, no todos lo esperan.

El diagnóstico no es otro sino el que todos esperaban, el hombre, el padre, el hijo, el patriota, tiene cáncer. Los comentarios vienen, las preguntas abundan. La preocupación llena cada detalle de los pasillos de aquel hospital. La consulta externa se llena nuevamente de un escalo frío doloroso que nadie ve, solo la rutina vuelve a sonreír y a dar su visto bueno para el desarrollo de una locura. El médico le da la noticia, su vida durará sólo seis meses más. El cáncer ha llegado a la metástasis. Todo su cuerpo está contaminado con el mal.

A partir de ese día, se terminaron los paseos junto al río. Ya no hay más largas conversaciones con los amigos en el parque del pequeño pueblo. Sus sueños cívicos para su tierra. Sus libros, sus estudios. Su corazón alegre se volvió raído. Su altar de música se hizo de arena y dolor….

En menos de tres meses perdió toda su vitalidad y su cuerpo cedió a la evidencia. El cáncer encontró una víctima. Antes de los exámenes era nadie, hoy es quien se lleva la vida de un soñador. Ese mismo día me enteré, y me dolió.

El relato que he contado es real, quizá me faltan palabras para decir todo lo que pasó. A continuación, y para no dar explicaciones cuanto otro relato….

Estaba aquel hombre sentado en su habitación y descubrió un pequeño bulto en su cuello. Se preocupó al verlo muy diferente, muy anormal. La verdad él no lo tomó uenta y se dijo para si mismo, tonterías, son solo cosas que pasaban en mi cuerpo. Sin embargo, alguien cercano le indicó que ese pequeño bulto podría ser un principio cancerígeno, y que conoce a muchos que han muerto por no “hacerse tratar”.

Entonces se fue a consultar al médico, quien muy amable le indicó que debían hacer una biopsia para establecer lo benigno o lo maligno del pequeño tumor. Y así fue, más pronto de lo que esperaba llegaron los resultaron, y era benigno, y con una muy simple y nada peligrosa operación todo quedaría solucionado.

Se sintió muy satisfecho y organizó una reunión, a la que invitó a sus seres más cercanos, y también a algunos amigos a quienes quería mucho, porque había vuelto a vivir…

Pero, ¿Realmente volvió a vivir? ¿Cuando murió? Si antes de la biopsia vivía muy bien. Su salud era exactamente la misma antes de conocer los resultados como después de hacerlo; sin embargo, en su mente estaba presente la muerte, aunque nunca tuvo un problema mortal.

Nada ha cambiado… sólo lo que esperamos…

lo que esperamos0

 

Donativo

$5.00

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s