El Discípulo Apurado

¿Cuánto tiempo debo estar meditando a tu lado para llegar a la iluminación? -le preguntó al maestro el recién llegado discípulo.

Depende de muchas cosas -di¡o el anciano-, es difícil saber…

Aunque sea, quisiera tener una idea… -insistió el joven. ¿Dos años? ¿Cinco? ¿Diez?

Digamos diez años -contestó el anciano.

-Es demasiado tiempo… -reflexionó el joven, y después de unos minutos siguió -¿Y sí yo tomara la decisión de dedicarme solamente a pensar y meditar sobre lo que aprenda? Si no uso mi mente para otra cosa más que para este objetivo, si sólo me ocupo de iluminarme, ¿cuánto tardaría en ese caso?

-Ahhh -respondió el viejo sabio-, si eres capaz de hacer eso verdaderamente, entonces te llevará por lo menos veinte años…

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s