La Llave

Isaac Bashevis Singer ganó el Premio Nobel en literatura. Era un escritor judío fantástico, experto en magia y en todo lo referente a asuntos sobrenaturales. Entre bastidores se comentaba que las historias contadas por Singer en sus libros eran sacadas de la vida real, algo que después de su fallecimiento fue confirmado por su hijo Israel Zamir, quien escribió el libro titulado Journey to my Father.

Hay una historia en particular que es muy emotiva, y que al decir de Zamir dio pie al famoso libro “The Key” de su padre Singer.

Cuenta Zamir que estaba en casa de su padre cuando sonó el teléfono; Era una mujer que conocía al escritor a quien le había ocurrido una extraña coincidencia. Recuerda Zamir, que su padre respondía frases como ¿En serio? ¿Estás segura? y mostraba gestos de asombro.

Aquella conocida de Singer vivía en Long Island y había salido de compras, y por esos azares del destino perdió sus llaves, entre las que estaba la de su departamento. No tenía más llaves como para reemplazarla, así que se puso a buscar por todos los lugares que había transitado. Regresó a cada una de las tiendas y locales a las que había entrado, incluso a los corredores, pero su búsqueda no dio los resultados esperados; se preocupó mucho, porque no tendría en donde pasar la noche hasta conseguir una forma de ingresar a su vivienda.

Pensó un poco y resolvió ir a casa de su hermana en Brooklyn. Fue a la estación del tren para la transportación. Mientras hacía cola para comprar el boleto, brilló algo en el piso, se acercó hacia aquel objeto, se agachó, y su sorpresa fue enorme. ¡Eran sus llaves!

En ningún momento de su día de compras ella se había ido a la estación del tren, ni siquiera se le pasó la idea por la cabeza. Y ahora llamaba muy emocionada a preguntar a Singer por una explicación, al final, era él, el experto en demonios y hechiceros. El escritor le dijo que la respuesta era muy simple, que una entidad se había encargado de devolverle las llaves, para evitar que viajara a la salvaje noche de Brooklyn, en donde podría haber sufrido algún problema molesto y quizá de gravedad.

La mujer muy agradecida por la lógica explicación se despidió.

isaac bashevis Singer zack the key

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s