La Leyenda fantasmal del Castillo Irlandés

El castillo irlandés de Chicago y su fantasma

El castillo irlandés, también llamado la Mansión Givens, fue construido originalmente por el escritor Robert Givens en 1886. Él lo construyó con el estilo propio de su tierra natal allende los mares en Irlanda. Givens planeaba vivir en el castillo con su futura esposa, pero sus planes fracasaron porque ella murió antes de que pudieran mudarse.

Luego de la partida de Givens, el castillo tuvo muchos propietarios. En un momento dado, incluso se usó como una escuela para niñas antes de convertirse en una iglesia. Pero fueron los años durante los cuales el hogar funcionó como una escuela que podría haber dado como resultado a un espíritu, que posteriormente atormentaría la enorme  construcción.

El castillo es desde 1940 el hogar de la Iglesia Unitaria de Beverly. Una noche de invierno, una mujer que estaba limpiando la iglesia se encontró con una niña que estaba en una de las muchas habitaciones de todo el castillo. La mujer habló brevemente con la niña, quien comentó cuánto había cambiado el edificio desde que vivió allí como estudiante. Pero cuando la mujer se trasladó a otra habitación, se dio cuenta de que el comentario de la joven no tenía sentido. El castillo había pertenecido a la iglesia por más de veinte años, y la chica que acababa de conocer era demasiado joven para haber sido estudiante en los días en que el castillo era una escuela. De hecho, la niña tenía aproximadamente la edad de los estudiantes que una vez asistieron a la escuela allí hace más de veinte años.

La mujer regresó a la habitación donde había estado la niña para preguntar más y a qué se refería con su comentario, solo que la niña se había ido. La mujer miró por todo el edificio, pero no encontró a nadie. La mujer revisó las entradas del edificio y encontró que todas las puertas y ventanas del edificio estaban cerradas con llave, por lo que es improbable que alguien haya entrado desde la calle. Sin embargo, la mujer miró por varias ventanas y no vio nada. Pero ella notó una nueva capa de nieve, libre de huellas. Entonces, ¿dónde había ido la chica?

Desde este primer encuentro, en aquel edificio se han habido muchos más avistamientos de la joven, incluso por parte del clero de la Iglesia Unitaria. A medida que aumentaban los avistamientos, los investigadores se adentraron en la historia del castillo y descubrieron que cuando era una escuela, una de las niñas cayó gravemente enferma y nunca se recuperó. Murió allí en la década de 1930, antes de que la iglesia comprara la propiedad. Por razones desconocidas, la presencia de la niña permaneció en el edificio, y la iglesia heredó su espíritu joven cuando adquirió la propiedad. El castillo. La iglesia sigue en pie hasta hoy, y algunos dicen que a veces se puede vislumbrar a la niña fantasma e incluso escuchar sonidos misteriosos cuyos orígenes, nunca se pueden rastrear.

castillo irlandes 4

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.