El Espacio. Apuntes

Las estrellas y los planetas han atraído la atención del hombre desde tiempos inmemoriales. Las antiguas tablas y tallas muestran que los movimientos de los planetas se entendían bastante bien antes del año 3000 a. C. La leyenda dice que dos astrónomos chinos que no lograron predecir un eclipse correctamente en 2136 a. fueron ejecutados Los egipcios colocaron sus pirámides con referencia a las estrellas. La astronomía es de hecho la ciencia más antigua, pero también es moderna. Su importancia aumenta a medida que los científicos recurren a las estrellas para estudiar problemas de la física que no pueden abordar directamente en el laboratorio.

Había astrónomos profesionales mucho antes que zoólogos y botánicos profesionales. En cuanto a los registros históricos, hubo personas que dedicaron sus vidas a este estudio. Los egipcios, chinos y europeos tenían astrónomos de la corte. Su trabajo a menudo implicaba tratar de predecir eventos futuros, pero su sistema, aunque hoy no se considera científico, involucraba la observación y el registro de hechos sobre estrellas y planetas. Estos primeros astrónomos, así como los de hoy, realizan descubrimientos notables que cambiaron la visión del hombre sobre el mundo y sobre él mismo.

Siempre ha habido, también, un ejército de aficionados que observan, estudian y disfrutan de las estrellas. Algunos hacen uso práctico de sus conocimientos: marineros, pilotos, topógrafos. La mayoría estudia los cielos por simple interés y curiosidad.

Las estrellas pueden decirte el tiempo, la dirección y la posición. Estos son sobre su único uso práctico para un aficionado. Más importante es la satisfacción que uno encuentra al reconocer las estrellas y planetas más brillantes. Ver a Leo en el cielo del este es como ver el primer petirrojo. Y, a medida que aprendes más sobre las estrellas y la variedad de otros objetos celestes, más crece la maravilla de los cielos.

La observación de estrellas no tiene límites geográficos. Incluso se pueden ver algunas estrellas desde las calles iluminadas y llenas de humo de la ciudad, pero cuanto menor sea la interferencia de las luces o la bruma, mejor.

Mirar hacia el cielo, como se dijo antes, la más antigua ciencia de la humanidad; y quien sabe, a lo  mejor se pueda mirar algo más que estrellas y planetas…

 

espacio320p

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.