Árbol de la paz

Cuando Deganawida inició su gran labor de pacificar a las cinco tribus, él viajó mucho a través de las cinco grandes naciones. Además de su gran amigo y compañero Hiawatha, se le unieron más de cincuenta guerreros de los más robustos y audaces que tenían las tribus. Con ellos viajó sin descanso de tribu en tribu y de pueblo en pueblo, hasta lograr que accedieran a reunirse en torno a una sola nación.

Así logró la paz tan anhelada. Las cinco tribus son las de los Mohawk, Oneida, Onondaga, Cayuga y Seneca.

Para sus viajes usaba el símbolo del Pino Blanco del Este, ya que las raíces del árbol se extendían hacia los cuatro puntos cardinales, lo que le valió el sobrenombre de «raíces de la paz». El norte, el sur, el este y el oeste recibían su influjo de amor y bondad. 

Esta analogía tan bien estructurada por Deganawida, logró convencer a los jefes de las tribus, y así formar la «Confederación de de las Cinco Naciones»

Deganawida, observó que las tribus se negaban a dejar las armas, entonces elevó al gran árbol y dijo: «de hoy en adelante, nuestro símbolo y nuestra defensa es este Árbol de la Paz, el gran árbol del Este, por ello, sepultaremos nuestras armas a su raíces, y junto a él nos reuniremos para sellar el Pacto de Paz».

El Pino Blanco del Este, es el árbol estatal de Maine y Michigan; pero no solo eso, sino que en su recuerdo, muchos de los que habitan éstas zonas, arman su árbol de la paz con igual sentido que el de la Navidad. 

Sin importar las leyendas sobre el origen del árbol de Navidad y sabiendo que la mayoría de ellas son de origen nórdico, algunas de éstas personas dicen que su árbol es en honor a la Paz de Deganawida, a quien creen una de las personificaciones del protagonista de la Navidad; y aunque así no fuera, su paz fue un logro sin parangón entre los nativos de las hermosas tierras de Norteamérica

Aquí más sobre El Pacificador

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.