Te Pensaba…

Te pensaba y no sabía qué decir… Te emulaba en sueños de locales cerrados

Una mañana como cualquiera, viste el sol iluminado con un sueño por venir. Era el tiempo en que se podía ver el más allá. En esas épocas que desde adultos comprendíamos lo que vendría en nuestra niñez. No, no, no fue que no sabías, fue que tardaste en abrir el regalo y beber el café pasado.

Subiste la pendiente, mirabas esa hermosa roca que te acompañó por…, digamos…, una hora. Al lado derecho estaba el arroyo y a la izquierda el horizonte, que siempre prometió libertad…

Te pensaba y otra vez no comprendí… Te cambiaba de traje en las luces del mañana.

Un día sin querer, te paraste de frente al horizonte y le preguntaste que hacer, muy halagüeño te dijo que lo siguieras. Te fuiste a sus plantas, buscaste su fin y no lo encontraste. Tu caminar fue largo como el Sol por la Luna, tu cansancio se convirtió en escenas de café instantáneo, sin vida, sin ruta, sin cafeína…

Ahora piensas en volver… es demasiado tarde… ya los higos maduraron y cayeron en el piso olvidado… ya las guayabas son del gusano de turno…. ya los arroyos no son tuyos… Ya la roca no silba con el viento… ese viento que tanto declamó cantares…

Esos momentos en qué una escritura no tenía sentido ya no existen, solo existen los registros… ahora solo eres la dueña del horizonte… tu amante por siempre…

Te pensaba y clamaba distancias… Me quedé en el campo de un piso de concreto.

20181209_124716703466328.jpg

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s