El Buque del Árbol de Navidad

A finales del siglo XIX hubo un buque goleta que llevaba árboles de Navidad desde el norte de Michigan y Wisconsin hacia la ciudad de Chicago. el buque llevaba el nombre de Ruose Simmons. ëste buque fue comprado en 1890 por los hermanos August y Herman Schuenemann, ambos capitanes de navegación de Great Lakes.

Las rutas desde norte hacia Chicago se hicieron muy famosas por esas épocas, y no eran pocos los barcos que llevaban árboles de hoja perenne a esa ciudad. Mucho ingresaban por el río chocago y se paraban a vender sus árboles directamente al público, que podía subir a las embarcaciones a elegir el árbol de su preferencia.

En 1890, los hermanos August y Herman Schuenemann, ambos capitanes de navegación de Great Lakes, compraron varios buques para este negocio, y en una de esas navidades, decoraron a su buque goleta, llamado Rouse simmon con luces desde la base del barco hasta su mástil más elevado. Fue todo un espectáculo y la gente acudió en muchedumbre a visitar aquella embarcación. Se decía que la temporada navideña no había comenzado hasta que los Schuenemann llegaron a su muelle de Water Street. Herman gustaba de regalar árboles navideños a quienes no podían comprarlos; cuentan que los paseaba por el buque navideño y les ofrecía el árbol de su preferencia, y los niños empezaron a llamarlo “Capitán Santa” y se hizo muy querido por toda la población del Chicago.

herman
Capitán Santa

Pero, lamentablemente, éstos dos hermanos que tanto habían hecho por los festejos navideños con la comercialización y obsequio de árboles, tuvieron finales no muy agradables.

August Schuenemann estaba haciendo un viaje rutinario de transportar árboles, cuando su goleta denominada S. Thal fue hundida por una tormenta, al poco tiempo de haber zarpado de su puerto de origen, en el 1898. Se perdió para siempre.

Para Herman la muerte de su hermano fue muy dura, pero se sobrepuso y siguió comerciando los árboles y con más empeño y en honor a su hermano, se volvió aún más generoso que antes. Compró más goletas para transportar madera y el negocio iba bien. Estuvo así, hasta que el 23 de noviembre de 1912, mientras transportaba una carga de cinco mil árboles de navidad, se hundió en una terrible tormenta, falleciendo él y sus quince tripulantes.

La tradición no se perdió, sino al contrario todavía hoy continúa. Se creó la Comisión de Navío de Chicago, que compra árboles en Michigan y Wisconsin, y la llevan hasta Chicago con la ayuda de la Guardia Costera de los Estados Unidos.

SIMMONS deck cabin crop
Rouse Simmons
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s