La Sopa de Piedra

Muchos países de Europa reclaman que la historia original sucedió en su territorio. La Sopa de Piedra, contada por todos. Marcia Brown escribió una novela en 1947 con la que consiguió un  premio. Robert Kiyosaky la alaba como algo grandioso. Tony de Mello la cuenta como apoyo para la espiritualidad. Pocas Fabulas-Leyendas tienen tanta popularidad en el mundo. Versiones de la misma, sin temor a equivocarme, diría que existen por miles. Aquí una de esas versiones.

El bosque empezaba a pintar la oscuridad de la noche y la compañía de teatro  se encontraba hambrienta y con frío. Decidieron buscar un lugar en donde pasar la noche y comer algo. De pueblo en pueblo pasaban, y su fama de brujos hacía que fueran despreciados y expulsados. Se decían entre ellos, está bien, pasaremos la noche en nuestras tiendas, pero algo de comer sería bueno.

El mayor de todos los dispuso a sentarse, y enseguida les empezó a contar uno de sus viejos cuentos, que trataba sobre lo que más disponían, sobre como aprovechar de las circunstancias sin dañar a nadie, pero llevando adelante el mejor de los planes. No tenemos comida, dijo el viejo, pero ¿que es lo que más ven a su alrededor y que no nos cuesta nada? Piedras, dijo el más joven. Sí señor, respondió el viejo, y de eso es lo que vamos a aprovechar para comer.

La mayor parte del grupo lo tachó de loco. ¿Cómo vamos a comer piedras? preguntaron. Al viejo ya le agarró la senectud. Pero por respeto, le dijeron: Entonces ¿Qué haremos?. Seguidme a la aldea más cercana, y seguid lo que yo diga y haga.

El viejo cogió una piedra y fue al arroyo, la lavó muy bien y la guardó en su alforja; los demás hicieron lo mismo. Fueron al pueblo, y el viejo se acercó a una casa, y cuando la mujer de allí le abrió el dijo: Os lo ruego madame, no queremos ni comida ni alojamiento, solo deseamos que nos prestéis una olla, para lo cual encenderemos una fogata y coceremos una deliciosa sopa con el mejor ingrediente de todos, y que cada uno llevamos con nosotros.

Dudosa la mujer, pero al mismo tiempo por librarse de ellos, les prestó la olla. Al tiempo que les preguntó: ¿Qué ingrediente es ese?. Una piedra madame, respondió el viejo y se fue al centro de la plaza a encender el fuego.

La mujer se quedó perpleja ante esa respuesta, pero la curiosidad pudo más que la razón. Se acercó y le dijo al viejo: Yo quiero de esa sopa, me la tendrás que dar. No hay problema, respondió el viejo, traedme algún ingrediente y podéis comerla cuando esté preparada. La mujer lo hizo así.

Pronto se regó el rumor por toda la aldea, e incluso de lugares un poco más alejados llegaron aldeanos con ingredientes. Zanahorias, coles, fréjoles y una gama muy amplia de alimentos… Y la compañía preparó una deliciosa sopa.

¡Está lista! dijo el viejo. Y ese día hubo un banquete en todo el pueblo. Comieron todos hasta hartarse. Incluso no faltó el vino que alguien había donado, para que la sopa no estuviera sola.

Que importante contar con lo que se tiene para emprender algo. Que importante saber como actuar con eso que se dispone. Bien dice el refrán “el conocimiento aplicado es poder”.

Yo sé que la mayoría de los que cuentan esta historia, nos hablan de la colaboración para lograr la sopa, que todos podrán comer. Pero sí vemos más a fondo, esa colaboración fue forzada por quienes tenían hambre. La señora que les prestó la olla no puso ingredientes por nada, sino por el deseo de comer esa extraña sopa. Y así todos los habitantes de la aldea, lo hicieron por el interés de la sopa. Por eso es que el mensaje es de emprendimiento y de liderazgo. Sólo un verdadero líder puede sacar lo mejor de quienes están a su alrededor, incluso de los que no quieren colaborar; busca la manera de integrar en colaboración a todos.

Queda demostrado desde el inicio de la fábula, que no fue la bondad de los aldeanos la que creó la sopa, sino su deseo egoísta de comer el misterioso ingrediente de la piedra. Para pensar…

sopa de piedra zack 6

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s