El Enano y el Ciego.

La historia de Samir el enano y Mohammed el ciego.

La historia de la humanidad tiene una gran cantidad de tradiciones, que sugieren que la unidad es la mejor manera de lograr grandes objetivos. La complementariedad como forma de avanzar en un desarrollo, tanto material cuanto espiritual.

Hoy mientras revisaba algunos temas, me he quedado impactado por la foto que va adjunta a esta entrada. Se trata de una convivencia fantástica. De esa complementariedad que justamente se pide en las tradiciones, incluidas muchas religiones.

La fotografía es de dos hombres que vivían a finales del siglo XIX en Siria; y este hecho es una de las primeras paradojas de lo que evidencia. Fue tomada en Damasco en 1889

Moahmmed, un musulmán que había quedado ciego, en realidad los cronistas no se ponen de acuerdo si fue ciego de nacimiento o que perdió su sentido de la vista después; muy difícil saberlo cuando la historia contiene tan pocos elementos. Pero, con los que contiene es suficiente para comprender lo que nos transmite.

el enano y el ciego. Musulman carga cristianoMohammed lleva en su espalda a Samir, un enano cristiano, que estaba paralizado, posiblemente cuadrapléjico, pero que podía hablar. Mientras el ciego no podía moverse por no ver el camino, el enano no se podía mover. Samir, entonces, miraba por Mohammed, y éste caminaba por Samir. No importaba su diferencia de religión, importaba su perfecta complementariedad; así hacían de su vida un lugar mejor. En verdad una paradoja por el país que los albergó, y que ahora en el siglo XXI no puede acoger a las varias religiones existentes, volviéndose imposible la convivencia pacífica. Viven una guerra desgarradora, que por lo constante ha perdido interés en el orbe.

Mohamed y Samir eran huérfanos, no tenían familia alguna. Se hicieron familia uno del otro. Vivían en la misma habitación.

Pero esta vida llega a su final, y Mohamed falleció. Samir se hundió en una depresión inconsolable. Al cabo de una semana, literalmente, murió de tristeza.

La historia nos muestra cómo los que son diferentes a nosotros, en lugar de ser peligrosos, pueden ser nuestra salvación. La unidad entre todos, las diferencias al servicio de la humanidad. Es tan ilustrativa la historia, que nos muestra que sí es posible la convivencia siendo de distinta religión; eso no impidió una entrega de cada uno al otro.

Una lección de vida, de solidaridad con los demás. Haciendo que cada una de nuestras vidas sea más fácil de llevar. Haciendo de la fraternidad la fuente primaria de la sociedad. el enano y el ciego monte hermon 4

Dominique 41186992_692629167759806_3271009906806751232_n

Anuncios

3 comentarios sobre “El Enano y el Ciego.

  1. Buenas noches, que bonita historia, si esto entendiéramos los humanos otra fuera nuestra existencia; entender que somos complementarios, que todos nos necesitamos.

Responder a Polo Abad Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.