Abracadabra

El misterio es una de las causas de mayor fascinación en el ser humano. Se siente atraído a lo enigmático. La palabra Abracadabra es uno de esos enigmas de todos los tiempos. Está con nuestra civilización desde sus mismos orígenes.

Se cree que fue la palabra que utilizó Dios al sexto día. Del arameo «avra gavra», que significa «crearé al hombre», y sería la frase que de boca del creador salió para crear a toda la raza humana.

También desde el mismo arameo se la traduce como «según hablo creo», y con la misma alusión al Dios Creador. Luego pasaría al hebreo, en que su traducción es aún más misteriosa, significaría, «Creando con la Palabra».

Esta palabra-frase se heredará de generación a generación y superará el paso del tiempo. Se la conoce en documentos desde el siglo II d. de Cristo. La Utilizó el médico del emperador Caracallas, Quinto Sereno Sammonico. En su obra  Liber Medicinalis (Libro Médico), un poema médico didáctico; recomienda abracadabra para curar la malaria, y otros tantos males relacionados. La palabra por sí sola, sin embrago de ayudar, no curaría el mal, sino que debía ser escrita en un triángulo según sus específicas indicaciones.

Del Imperio Romano se regó por toda Europa, pasando a formar parte de la cultura popular. Ya no solo para curar enfermedades del cuerpo, sino todo tipo de males. Es así que, la palabra se empezó a usar para invocar espíritus. Para expulsar a otros espíritus, según la bondad o maldad conforme el buen juicio del hechicero de turno. Incluso en Londres, durante una gran plaga, se colgó en la puerta de cada casa un ejemplar del susodicho triángulo, para salvaguardar dicho hogar de la fiebre, pero no surtió los efectos esperados.

abracadabra jung-as-hermit

Algunos gnósticos de aproximadamente el siglo II después de Cristo, también tenían su traducción y su uso para abracadabra, y la tradujeron como Abraxas, un ser mitológico que representa el bien y el mal. Basta revisar a Carl Gustav Jung para comprender.

La palabra ha llegado a nuestros días como sinónimo de magia. Cuando el común la escucha piensa en hechizos y en actos mágicos. En desaparecer cosas y también hacerlas aparecer. En invocaciones a fuerzas que están fuera de este mundo, y con solo pronunciarla manipular esas fuerzas para beneficio del mago y de quien éste diga.

Esta palabra en realidad, es de las tantas que están perdidas en el misterio, porque alguien quiso que así sea. La palabra en realidad significa que, lo que se crea es con la palabra. El concepto, más no el lenguaje articulado es el que interesa. La confusión es la misma que se ha formado en torno a la piedra filosofal. Aunque al final todo se convierte en lo que queramos… en oro o en lo que sea… 

Abracadabra abraxas miguel serrano
Anuncios

3 comentarios sobre “Abracadabra

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.