¿Son Lícitos los Deleites del Mundo?

“La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices”

Benjamín Franklin

En la mente colectiva de occidente, educada sobre la base del cristianismo, parece que que se ha establecido que se debe renunciar a absolutamente todo. Se tiene la creencia de que sacrificarse al extremo es bueno. Quizá sí lo es, pero se lo debe hacer según el estado en el que se encuentre la persona.

Una pregunta recurrente que me han hecho es, si es que es lícito disfrutar de los placeres de este mundo. En pocas palabras trataré de responder esta muy difícil pregunta.

““Todo es lícito,” pero no todo conviene; “todo es lícito,” pero no todo edifica.'”. Con ésta frase San Pablo (1 Corintios 10, 23-26 Nacar Colunga BAC) contesta sabiamente el cuestionamiento; es decir, las cosas de este mundo están para nuestro disfrute, pero debemos hacerlo con la prudencia propia de un servidor de Dios. Es clara la respuesta, en cuanto se dirige a evitar los excesos en cualquier cosa que nos pongamos a hacer. En los siguientes versículos, san Pablo lo dice claro, “Todo cuanto se vende en el mercado, comedlo sin inquirir su origen por motivos de conciencia, 26. porque del Señor es la tierra y cuanto la llena.”. en resumen lo que dice san Pablo es que lo que hagamos, lo debemos hacer para la mayor Gloria de Dios. Algo así como, un tiempo después, san Agustín nos dirá, “Ama y haz lo que quieras”, porque el que ama siempre hará las obras del Señor. Entonces nada está prohibido, y si se lo hace con una conciencia plena de servicio a Dios, todo estará bien. Ante ésto, alguien me dijo, entonces, por qué San placeres de este mundo san franciscoFrancisco renunció a todo. Justamente respondiendo a esta pregunta, es que decimos, que las obras que hagamos serán de acuerdo a nuestro estado. Cuando uno de los seguidores de San Francisco le dijo que no podía resistir estar sin una mujer, el Poverello  de Asís le respondió que debía retirarse de la orden y contraer matrimonio, de esa manera disfrutaría de un don divino sin menoscabar la Gloria de Dios, sino por el contrario, estaría haciendo su Voluntad. En conclusión, el cristianismo responde: Sí, podemos disfrutar de los placeres de este mundo.

En el antecedente cristiano, que todos sabemos es el judaísmo, la orden es más directa aún. En el Talmud de Jerusalem, dice que Dios se enojará con aquel que no haya disfrutado de los beneficios de este mundo (Tratado de Kidushin, 4:12). Dios en su inmensa bondad creó delicias y placeres para que el ser humano los disfrute. Pero aquí también se insiste que disfrutar de aquellas bondades divinas se lo debe hacer con conciencia, tanto de la divinidad cuanto del sabor y del placer dado. Es evidente que de esta frase podemos colegir que en el exceso no hay conciencia ni de Dios ni del disfrute.

Recuerdo a don Slavador Freixedo cuando dice que las cosas de Dios fueron puestas para usarlas sin exceso, así como una copa de vino es una delicia después de una buena comida, así también el sexo como un deleite maravilloso para darle un toque especial a la vida. Pero los excesos del vino y del sexo nos convierten en bestias sin rumbo. Animales perdidos en la miseria. El Mismo don Salvador suele decir en sus conferencias que, cuando llegue al otro mundo, y Dios le pregunte que por qué ha hecho esta u otra cosa, el podrá responder sin empacho: porque me diste un cerebro y lo usé, o si no, para que me lo diste. ¿Cuántos podremos decir eso?

placeres de este mundo alpesEsta anécdota de Don Salvador me da pie para regresar al judaismo, cuando el famoso rabino alemán del siglo XIX Rav Samson Rafael Hirsch, llevó a sus discípulos a una excursión por los Alpes suizos. Quería tener la certeza de que cuando estuviera frente al juicio de Dios,  pudiera responder afirmativamente, cuando le preguntara sobre si había visto los maravillosos Alpes suizos.

Al contrario del cristianismo, en el judaísmo para llegar a ser santo se deben utilizar las bondades divinas en lo material, elevándolas a la divinidad con su correcta disciplina. Es decir usar correctamente lo que Dios ha dado a su pueblo.

En el Hinduismo y otras tradiciones se sostiene algo parecido, aunque no igual, claro está. Recuerdo una frase de Osho, que decía que el único Iluminado de verdad en la historia de la humanidad es Jesús el Cristo, porque es el único que disfrutaba de una jarra de vino.

placeres de este mundo jesus

Saludos

placeres de this world

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “¿Son Lícitos los Deleites del Mundo?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s