El Lobo y el Perro. Cuento Popular sobre la Libertad

Iba por el bosque un lobo muy flaco, rayando en lo famélico. De pronto encontró a un hermoso perro, con un muy bien cuidado pelaje. Me lo comeré pensó, sin embargo lo meditó un poco y se vio en desventaja; es un enemigo fuerte y puede defenderse y hacer que las cosas no salgan bien. Le pareció mejor acercarse y conversar.

Hola, le dijo al perro, como es que en este frío invierno estás tan bien alimentado y cuidado; ¿Cómo lo haces? -Es muy sencillo respondió el perro. Sólo tengo que cuidar los intereses de mi amo. Ladro para espantar a los posibles agresores. Juego con sus niños y me porto muy bien. A cambio, me dan todo el alimento que deseo. Desde las sobras de su propia comida, hasta comida comprada y preparada de forma exclusiva para perros.

Mientras el lobo lo pensaba, el perro prosiguió: ¿Que te parece? ¿Quisieras tener todo ésto sin mayor esfuerzo? -Si, claro, dijo el entusiasmado lobo.

Empezaron el camino rumbo a la casa del perro, pero de pronto el lobo miró unaperro collar medalla propiedad medalla con argollas alrededor del cuello del perro, y le preguntó: ¿Qué es eso que llevas a tu cuello? -Nada, eso es nada, una pequeñez, respondió el perro. El lobo insistió que le explicase. Bueno, dijo el perro, es la medalla que dice que pertenezco a mi amo, y las argollas sirven para conectar la cadena con la que me atan durante el día; como ves, por la noche soy libre de ir a cualquier lugar. El lobo se asustó mucho y preguntó: ¿Quieres decir que tienes un dueño que no te permite ser libre? -Como te dije es una pequeñez….

El lobo emprendió la retirada, corrió como más pudo hasta perderse en el horizonte. Mientras corría reflexionaba y se decía a sí mismo, prefiero un poco de hambre en el invierno; deambular de un lugar a otro en busca de alimento y abrigo, a ser un esclavo gordo.

Mientras tanto, el perro también se quedó reflexionando y decía a sí mismo: Que animal más tonto es el lobo, con mi amo podría tener todo, solo tendría que entregar parte de su libertad, que al final, igual no sirve de mucho si no tienes nada.

Interesante fábula que ubica a la libertad como un punto de elección. Mientras el lobo pensaba que simplemente iba a obtener pingües beneficios a cambio de una pequeña labor se emocionó, y mucho. Pero al conocer que esa labor incluía algo más, lo pensó mejor. Esto nos ilustra muy bien, y explica el por qué el conocimiento es el que nos lleva a la libertad.

Hoy en día es muy común escuchar a las personas decir que es mejor no conocer para ser más libres, ese es un error por demás craso. Es como decir que un sordo es más libre que alguien que escucha correctamente. El que oye escucha y entiende, y de esa manera puede decidir lo correcto en el actuar.

¿Se han puesto a pensar que por todos los medios nos intentan limitar el conocimiento? La mayoría de noticias están cubiertas con un velo de parcialidad; depende de quien publique la noticia para que ese sesgo sea hacia un lado o hacia otro.

frase san agustin prueba

Anuncios

2 comentarios sobre “El Lobo y el Perro. Cuento Popular sobre la Libertad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s