La Caverna de Platón: Una Interpretación

La Luz que a los ojos enfermos es molesta, para los sanos es agradable. 

San Agustín

Uno de las mejores explicaciones sobre una realidad no conocida, es precisamente la alegoría de la caverna de Platón. En sus diálogos de La República nos cuenta como ejemplo.

Está un grupo de hombres que viven encadenados en el fondo de una caverna detrás un muro, y lo que tienen frente a ellos es una pared. Lo único que pueden ver éstos hombres son las sombras de algunos objetos, que otros hombres sostienen detrás del muro contra la luz de una hoguera. Dan nombres a esas sombras; las llaman de diferentes maneras, como por ejemplo, árboles, montañas, ángeles etc. Para esos hombres las sombras son todo lo que existe. Y ni siquiera quieren salir de la cueva, porque al no conocer nada además de ella, es inútil intentar salir.  Un día aquellos hombres logran romper la barrera que los tiene atados y salen a conocer el origen de esas sombras y así comprenden que la realidad es otra.  El protagonista del diálogo que cuenta esta alegoría es Sócrates, a quien Platón hace decir que el filósofo es quien se libera de las cadenas de la ignorancia y ve la luz mayor de la realidad. Esos seres se parecen a nosotros, ya que solo vemos sombras que simulan una falsa realidad. Sombras que van más allá de una simple proyección, hasta llegar a convertirse en un realidad ficticia que nos lleva a vivir una realidad alterna.

¿Pero que pasaría si uno de aquellos hombres lograra salir de la caverna? Tal vez sus ojos se deslumbrarían y se quedara ciego. O simplemente no pudiera mirar lo que existe en el bosque, porque simplemente dentro de sí eso no puede existir.

Entonces, la salida de la caverna debe ser lenta y mediante un proceso. El hombre tiene que salir suavemente acostumbrándose a la nueva realidad. Poder disfrutar no de la sombra de un árbol, sino del árbol. No de la sombra de un colibrí, sino de un colibrí. Pero de seguro cuando vuelva a la caverna a querer liberar a más hombres, lo único que recibirá serán burlas y agresiones.mito colibri zack sombra

Como dijimos antes, la alegoría es una defensa de la filosofía idealista. Pero podemos ver muchos elementos que circundan a nuestro alrededor en la vida diaria. Existen los engaños que vienen de muchos grupos interesados en imponer «su verdad».  Muchas veces da la impresión de que existe un grupo dominante que construye cavernas y hogueras, y ata a las personas para que vean solo sombras. Noticias todo el día de muerte y sangre. Robos y corrupción. Países enteros que sólo se los conoce por su alto índice de crímenes y destrucción.

Vemos las sombras y la añoramos. Vemos las sombras y las cadenas nos las confirman. Pero hay otro mundo. Hay otra realidad. Pero cuidado y al salir de la caverna te encuentres con sombras mucho mejor elaboradas que el simple reflejo de una hoguera, y sean imágenes ópticas tridimensionales.

Quizá la Alegoría de la Cueva, es una de las más antiguas versiones de la matrix.

Saludos

mito caverna ladrillo

¿Vivimos en una Matrix?

 

Anuncios

3 comentarios sobre “La Caverna de Platón: Una Interpretación

Responder a Polo Abad Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.