El Fin del Mundo… otra vez

Ayer en la noche recordaba los sucesos previos al 23 de septiembre del año 2017. El autor David Meade, sostenía que el mundo se acabaría por una catástrofe a nivel global, y ésta se daría por la influencia del Planeta X, más conocido como Nibiru. Decía que la prueba que lo convenció fue el eclipse del 21 de agosto del mismo año, es decir justo a 33 días antes del gran suceso apocalíptico. Lo que pasa es que el número 33 es muy significativo en numerología y otras ciencias ya no tan ocultas. Meade encontró muchas coincidencias en el código secreto de la Biblia.

planeta x

Recordaba los intentos de la NASA de calmar a los asustados habitantes terrestres, diciendo que eso es imposible, porque de ser así Marte y Júpiter ya hubiesen sufrido varios problemas con sus órbitas; sencillamente el Planeta X no existe, decía un comunicado oficial.

El 23S del 2017, evidentemente no pasó nada extraordinario. Los asustados terrícolas siguieron sus vidas sin novedad alguna, y la gran mayoría sin ni siquiera enterarse de que estaban sentenciados al final de los finales.

Ayer lo recordaba, y pensé en revisar algo y me encontré con que, si bien el fin falló en el 2017, éste fue postergado para el siguiente 23S, es decir ayer. Sí, ayer se volvió a terminar el mundo, y miren, yo no lo sabía. La verdad es que era un grupo muy pequeño y sin mucha cobertura quien lo volvió a sostener; además no tenía la base astrológica de la alineación entre las constelaciones de Virgo y Leo, el sol, la luna y los planetas Mercurio, Marte, Venus y Júpiter y su correspondiente interpretación bíblica, concretamente con la gran señal del cielo de Apocalipsis 12. Bueno el 23S del 2017 parecía que esas constelaciones le hacían el juego a los finalistas.

Hace un año, cuando no pasó lo predicho, su principal promotor sostuvo que lo habían entendido mal, él se refería a que el mundo sufriría un cambio más intrínseco y que solamente sería el inicio de lo que pasaría después. Ensayando una interpretación a ello, diríamos que la catástrofe sería dentro de la sociedad, o quizá en la mente y el actuar del ser humano y el nuevo mundo surgiría de allí; obviamente imposible de comprobarlo con un sismógrafo.

Y lo más interesante es que mientras hago éste post, me entero que el mundo también se acabó en abril de 2018, y fue por influencia del mismo Nibiru. La razón principal sería que Israel en mayo cumplió setenta años como un estado moderno.

La posición de la ciencia oficial es contundente: No existe evidencia creíble sobre el Planeta X.

Saludos.

 

También te gustará El Planeta Gigante I – Entre finales

 

Anuncios

2 comentarios sobre “El Fin del Mundo… otra vez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s