La Cueva de los Tayos

En el sur oriente ecuatoriano, a las faldas de la cordillera oriental de los Andes hay una cueva, quizá de formación natural, en donde habitan unos pájaros denominados Tayos, y por esta especie de ave es que esta caverna toma el nombre de Cueva de los Tayos.

La historia cuenta que la cueva fue descubierta en 1946, cuando el esmeraldeño Petronio Jaramillo, con diecisiete años, trabajaba por esa zona y tenía contacto con los indígenas jíbaros (shuar) que habitaban el lugar; por un afecto especial que le llegaron a tener, fue invitado a conocer la cueva de los tayos, que para los shuar, era la cueva de dioses ancestrales, cuenta el propio Jaramillo.

Fue Jaramillo quien invitó al espeleólogo argentino Juan Morics a conocer la cueva, ya que dentro de ella él había encontrado una serie de tomos de metal con mucha información grabada. Contó también, que habían unas como urnas funerarias muy parecidas a las egipcias. Morics hizo su primera expedición en 1965.

Curiosamente integrantes de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días, más conocidos como mormones, visitaron el lugar en 1968. Muchas preguntas surgen de ésta extraña visita. Además porque la “expedición Morics” la más planificada por él fue para 1969,  que tenía la intención de hacer una exploración muy profunda, ya que Morics creía que ésta cueva era una de las entradas al inframundo, al mundo subterráneo, tantas veces mencionado en otras leyendas fantásticas.

Luego de la expedición, Morics bajo juramento ante notario público deja la siguiente constancia: “…he descubierto valiosos objetos de gran valor cultural e histórico para la humanidad. Los objetos consisten especialmente en láminas metálicas que contienen probablemente el resumen de la historia de una civilización extinguida, de la cual no tenemos hasta la fecha el menor indicio…”. 

A su vez Morics invitó a Dani Von Däniken a visitar Cuenca, en donde el sacerdote católico Carlos Crespi tenía un pequeño museo de objetos que los indígenas le habían obsequiado como gratitud por su bondad y servicio. Fue un museo en que sus piezas fueron desapareciendo poco a poco.

También se hicieron otras expediciones muy grandes, como la Británica-ecuatoriana, entre otras; incluso un testigo cuenta de una de alto secreto.

Pero hay quien dice que todo es una farsa inventada por Petronio Jaramillo, y que luego en contubernio con Morics y Däniken hicieron de la leyenda una mentira global. La prueba de ello sería un discordancia entre éstos dos últimos, en cuanto si Däniken visitó o no la caverna, pues en el libro “El Oro de los Dioses” él afirmaba que sí y Morics lo desmintió.

El planteamiento de muchos detractores no son muy fundamentados. Por ejemplo Olaf Holm sostiene que el padre Crespi, como es conocido en la ciudad de Cuenca, era un anciano que sufría de demencia senil, y que le era muy difícil reconocer entre latón y oro, y por ello la gente en general, no solo los indígenas, le regalaban repujados en cobre con pirámides y motivos del Egipto imperial.

Tayos piramide

En la actualidad, quizás la mitad de la población cuencana que aún recuerda al padre Crespi sabe muy bien que estaba en sus completos cabales, con más lucidez que muchos otros aún más jóvenes que él.

El profesor de la Universidad de Cincinnati Neil Armstrong, acompañó a Stanley Hall a una expedición a la cueva, y luego concluyó que todo lo existente ahí dentro, no era más que formaciones naturales. Armstrong el primer hombre que caminó por la Luna,  es quizá el mayor de los detractores del misterio de la cueva de los Tayos.

Frente a todos los que visitaron el museo y la cueva en lo posterior, los defensores dicen que todo fue saqueado. El museo del Padre Crespi ya no contenía las piezas tan importantes que tenía al inicio. De igual manera en la cueva todo fue saqueado. Antes de tanta expedición, la cueva estaba llena de tesoros inconmensurables, pero en la actualidad está vacía. Además hay quien menciona que se ha vuelto muy dificultoso entrar a las cámaras más profundas. Recalcan además que cuando a finales de los años noventa del S XX se organizaba otra expedición con su descubridor Jaramillo, éste fue asesinado a las puertas de su casa.

A la actualidad, para el público, solo existen fotos de algunas de esas planchas de metal. Oro o cobre, y si existieron, ahora ya no.

Esta cueva tiene más historias…

Saludos

 

 

 

 

 

 

Anuncios

3 comentarios sobre “La Cueva de los Tayos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s